.comment-link {margin-left:.6em;}

Jambo Bwana

sábado, agosto 20, 2016

Postales XXXL

Hemos hecho ya referencia a las postales en una entrada anterior. Gracias a Postcrossing podemos llegar a saber de lugares en el mundo sobre los que no teníamos conocimiento alguno de su existencia hasta la llegada de una postal. En general, las postales, aunque no tienen un formato estándar, su tamaño habitual oscila entre un 15,3x10,7 cm. a un 17,3x12,2; sin hablar de las postales cuadradas o redondas o con formas de lo más variadas.
Pero queríamos hacer referencia en esta entrada a las postales que, por su tamaño, se salen de los formatos irregularmente variables y que suelen mostrarnos una vista panorámica de un paisaje o de un monumento. De esas tengo unas cuantas en las que, para una longitud normalizada (21,2 cm), la altura es bastante variable: desde 10,3 a 12,2 cm.

(Los Doce Apóstoles. Australia)

(Panorámica de Segovia nevada)

(Vista aérea Bahía de Algeciras)

(Queenstown Bay. New Zealand)

De vez en cuando, en las postales viajeras, pasando por tantas oficinas de correos, alguien le pone algún recuerdo de su paso por allí, como en la postal anterior en la que alguien ha dejado huella de su paso por Singapur.
Pero las hay más largas aún, como esta desde Göteborg de 13,2 x 24,4 cm


O esta otra de Amsterdam (11,2 x 30,4 cm)


En España, Artimagen edita unas postales plegadas panorámicas en sepia muy atractivas de lugares emblemáticos (10,5 x 30,1 cm desplegadas)

 (Postal plegada)
(Postal desplegada)


Y Art Panorama unas postales que plegadas tienen el tamaño de una postal normal pero que, al desplegarla resulta un tríptico de 11,8 x 51 cm.

(Parque del Buen Retiro. Madrid)

Pero la postal XXXL por excelencia de nuestra colección es una que mide 12 x 67 cm y que, como es lógico, no puede enviarse tal cual. Enrollada dentro de un pequeño paquete, Pocketpanorama edita postales panorámicas de 360º.


Y he aquí la joya de la colección enviada, ¡cómo no! por Manolo

(Volcán el Cuervo. Lanzarote)

Etiquetas: , , , , , , , ,

Búsqueda personalizada

miércoles, agosto 10, 2016

Lubina a la sal

Sin serlo, a veces este blog se convierte en un blog gastronómico para ilustrar nuestros pinitos en el complicado mundo de la cocina y hacerlo razonablemente bien. A las almejas a la marinera le sucedieron el pulpo o la harira. Hace unos días, tocó probar suerte con unas lubinas a la sal. Vale que no fuí yo exactamente el chief pero ello fue debido a la necesidad de ejercer de fotógrafo para ilustrar esta entrada. Tres lubinas fueron pescadas en la pescadería ya limpias y preparadas para la ocasión. He aquí una de las ventajas de la pesca en pescadería.


Tras la foto de turno, hubo que preparar el lecho donde yaciesen estos animalillos cuyo nombre científico es Dicentrarchus labrax y resultan ser bastante voraces, como puede apreciarse en la siguiente imagen.


Sobre el lecho de sal se vuelven a instalar las lubinas y se cubren con sal.




Se enciende el horno y, cuando está caliente, se procede a introducir la fuente dejándola un tiempo prudencial. Decimos lo de tiempo prudencial porque nuestro horno va por libre y debe ser vigilado atentamente para evitar una trastada. El tiempo que deben estar en el horno puede variar considerablemente según fuentes consultadas.


Mientras se procede a que se hornee, podéis entreteneros haciendo una guarnición a base de patata, pimiento verde y rojo, cebolla y tomate.


El resultado es un pescado blanco, realmente la lubina es un pescado intermedio entre blanco y azul, de sabor delicioso.


¿Qué es eso de pescado intermedio? Los pescados se suelen distinguir a simple vista entre blancos y azules por su aleta caudal. Los azules presentan una aleta caudal con forma de V marcada o ahorquillada, mientras que en los blancos esta aleta es más redondeada.


Lo que realmente distingue a unos de otros es el contenido de grasa entre sus músculos y esto no es una clasificación biológica sino nutricional. Los pescados blancos contienen alrededor de un 2% de grasa frente a un 5% en los azules. Y es aquí de donde procede lo de pescados intermedios, si bien la lubina o la dorada están considerados pescados blancos, su contenido de grasa está entre un 2 y un 5%.

Etiquetas: , , , , ,

Búsqueda personalizada